martes , febrero 20 2024

El show del debate

El Bronco empezó bien, mostrando balas y preguntando a los candidatos si les han matado a un hijo. A él, sí, dijo, previo a proponer una transformación del sistema de seguridad pública mediante una institución que dependa del presidente de la República.

Sí llevó traje, no chamarra de cuero como acostumbra.

Sabroso, el debate sobre la amnistía propuesta por Andrés Manuel. Al menos al principio.

Mal, Sergio Sarmiento, al principio, pues interrumpió a Jaime Rodríguez, con por supuesto una adecuada crítica de su parte. De los moderadores, Azucena Uresti fue la mejor, con mejores preguntas y precisa, firme al cortar cuando los candidatos se extendían.

Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador replicaron textualmente guiones de sus espots. Repitieron frases que hemos escuchado en sus anuncios.

Cortarle las manos a los rateros, propone El Bronco. Y Azucena Uresti le pregunta y lo confirma. Ese momento quizá fue el mejor del debate por la sorpresa que causó.

No hubo propuestas nuevas, no hubo sorpresas, no nos emocionaron, no hicieron grandes anuncios que les permitan salir avante.

El regresar los recursos de sus prerrogativas es pura demagogia.

Algo quedó claro: los mejores a mi parecer fueron Jaime Rodríguez Calderón, Ricardo Anaya, José Antonio Meade. En ese sentido, después de él, Andrés Manuel López Obrador y al final Margarita Zavala.

Pienso que El Bronco, como lo dije el pasado viernes, le apostó a llamar la atención, a ser estridente, y desparpajado.

Claro que el ataque de todos contra AMLO era de esperarse y no lo despeinó. No parece que El Peje se haya enojado tanto que lo hayan sacado de sus casillas y hubiera dicho alguna locura. Pasó lo contrario, de hecho no respondió acusaciones y dejó de aprovechar tiempo para réplicas.

Pero este silencio puede implicar que no tiene cómo responder. Como en el caso de la amnistía o de la riqueza de su familia, o de llevar a Alfonso Romo a su campaña.

El ejercicio, considero, fue de poco impacto para los candidatos, pues me parece que quienes quieren votar por Andrés Manuel podrían variar un par de puntos su opinión porque fue evidenciado como el “recogedor” de lo peor de la corrupción.

Margarita Zavala intentó desmarcarse de Felipe Calderón al tratar de decir que tiene su propia identidad y ha sido víctima de una especie de machismo y discriminación, pero se la pasó defendiendo la estrategia de seguridad del gobierno de su esposo cuando fue presidente.

Con esta exposición Margarita Zavala podría ganar votos de las mujeres y de quienes podrían votar por el PAN pero que no les convenció Anaya.

Relevantes fueron los ataques de Meade contra Anaya y AMLO por corrupción o por ser aliado de los malos.

Meade respondió correctamente al desmarcarse de la estrategia de seguridad del gobierno actual.

Es un debate sin muchas sorpresas, considero, pero que sí moverá algunos puntos las preferencias electorales, aunque no sé si tanto como para que haya un nuevo segundo lugar.

Desde los corrillos:

1. La dupla Aguilar-Albizuri

Uno de los distritos que presenta más amplitud en la ventaja de la coalición Por Puebla al Frente es el nueve, donde compite Jorge Aguilar Chedraui contra su más cercano contendiente, Guillermo Aréchiga.

Este fin de semana hicieron campaña juntos Xabier Albizuri y Jorge Aguilar, en un recorrido por la junta auxiliar de La Libertad.

Se les vio juntos y contentos, lo cual puede ser muestra de una mejoría en la relación personal entre el exdiputado local y el gobernador Tony Gali.

2. Emilio Baños, a Fimpes

El rector de la Upaep Emilio Baños comenzará desde esta semana una apretada agenda para poder cumplir con las obligaciones que adquirió al asumir la presidencia de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (Fimpes), a 35 años de su creación.

Buena parte de sus actividades estará ligada a elevar la calidad académica y su vinculación con el ámbito productivo.

Fimpes, Emilio Baños buscará sumar voluntades de 109 Instituciones Particulares de Educación Superior, donde estudian unos 700 mil alumnos, responsabilidad que dará a Puebla una dimensión relevante en el debate de la educación superior nacional.

Gracias y nos leemos el miércoles.

Nos vemos en redes como @erickbecerra1

Sobre Redacción

Vea también

Los Pineda usan a “SS”. Dominan ruta “pirata”

Ser amigo o conocido del C. Gobernador no te da licencia para delinquir. Quienes se …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *